Casa Abierta cierra su Centro de Formación en San Cristóbal por falta de recursos

REVISTA110, Santo Domingo.- Casa Abierta anunció este martes  el cierre de su Centro de Formación, ubicado  en la playa de Palenque,   San Cristóbal,  debido a los problemas financieros que limitan a esa institución, la más antigua dedicada a la prevención y tratamiento de los problemas de drogas en la sociedad dominicana.

Mediante un comunicado, el director de Casa Abierta,  psicólogo Juan Raddamés de la Rosa Hidalgo, lamentó el cierre de ese importante programa.

“Con mucho pesar, nos vemos obligados a cerrar otro de nuestros programas. Esta vez se trata de nuestro Centro de Formación, que por varios años formó parte de nuestras estrategias educativas. Es un nuevo revés para nuestra organización, y para las  estrategias de prevención de nuestro país, puesto que la formación es parte integral de las estrategias de reducción de demanda de drogas  en todo el mundo”, señaló.

La  formación es  una de las estrategias que aplica Casa Abierta, como forma de reforzar la capacidad de respuesta de la sociedad dominicana en la prevención del uso problemático  de drogas, a través de la formación de multiplicadores, la comunicación, las habilidades para la vida,  y el abordaje de los problemas asociados a las drogas.

De la Rosa explicó que la imposibilidad de desarrollar plenamente ese importante  programa, se convirtió en una carga onerosa para las menguadas  finanzas institucionales.

Recuerda que ese centro que funcionaba en una propiedad incautada, cedida en custodia por las autoridades, que hoy están  devolviendo,  también estaba pensado como un instrumento de sostenibilidad financiera. Sin embargo, solo funcionó  para realizar actividades puntuales, debido a que Casa Abierta no contó con los recursos necesarios para desarrollar el proyecto.

El Director de Casa Abierta consideró que eso sucede porque en  el  país no se apoyan  de forma prioritaria las estrategias de reducción de demanda.

“En materia de drogas, no se cuenta con programas de educación, tratamiento, investigación, formación, reducción de riesgos y daños y  reinserción social, que impacten de forma significativa el problema”, dijo.

Agregó, que el país vive de los alardes de fuerzas de las estrategias represivas, que evidentemente  no pueden con un fenómeno social complejo como el de las drogas.

Para De la Rosa, el cierre de este Centro de Formación es lo que se puede llamar, usando la  jerga de las autoridades, “un duro golpe”, pues reduce las capacidades nacionales en materia de prevención. “Es también una  evidencia que las estrategias de reducción de la demandas, siguen siendo marginales en las políticas públicas dominicanas”, acotó.

Finalmente insistió en llamar a reflexión a las autoridades. “Nuestra sociedad jamás va a poder tener éxito frente al  tráfico y consumo de drogas, cuando los programas de prevención y tratamiento funcionan precariamente, y se cierran programas importantes como este centro de formación”, concluyó.