Juez dicta arresto domiciliario y comparecencia a implicadas en caso Keiko

REVISTA 110, LIMA.- El juez peruano Richard Concepción Carhuancho, impuso este viernes 36 meses de arresto domiciliario y comparecencia restringida por el mismo plazo para Adriana Tarazona y Carmela Paucará, investigadas en un caso de presunto lavado de activos que se sigue contra la líder opositora Keiko Fujimori.

El juez declaró infundado el pedido de la fiscalía contra el lavado de activos de ordenar 36 meses de prisión preventiva contra las dos mujeres en vista de que ambas no tuvieron cargos directivos en la organización criminal que se presume que se formó al interior del partido fujimorista Fuerza Popular.

En el caso de Tarazona, señaló que esta fue tesorera del partido y aunque participó en una presunta simulación de aportes de donantes a la campaña de Keiko en 2011 lo hizo recibiendo órdenes de los dirigentes.

Le impuso por eso el arresto domiciliario, el pago de 20.000 soles (6.000 dólares) de caución, la prohibición de comunicarse por cualquier vía con los otros implicados y la obligación de asistir a todas las diligencias que programe la fiscalía y el juzgado.

En el caso de Paucará ordenó la comparencia con impedimento de salida del país por 36 meses por considerar que era secretaria del partido y también cumplía órdenes de la cúpula.

Ordenó, por eso, que pague 15.000 soles (4.500 dólares), firme un control mensual y justifique sus actividades, así como que no se comunique con los otros implicados y asista a todas las diligencias del proceso.

El juez enfatizó que las investigadas deberán cumplir de manera estricta con estas reglas o se les revocará la medida por el ingreso a prisión preventiva.

Antes de terminar la lectura de la resolución, Concepción Carhuancho remarcó que él no dicta “todas las veces prisión preventiva como por ahí se ha dicho”, en alusión a las medidas que ordenó contra Keiko Fujimori y sus asesores Vicente Silva Checa, Pier Figari y Ana Herz, así como al extesorero Luis Mejía Lecca.

Sin embargo, tanto la fiscalía como las abogadas de Tarazona y Paucará apelaron la decisión que anunció hoy.

En este caso, el juez también ha ordenado la búsqueda y captura a nivel nacional e internacional del empresario Giancarlo Bertini Vivanco para que cumpla 36 meses de prisión preventiva.

Además, la comparecencia con restricciones e impedimento de salida del país durante 36 meses para el empresario Jorge Yoshiyama Sasaki, quien aceptó confesar en la investigación.

Concepción Carhuancho aún debe anunciar su resolución sobre los pedidos de prisión preventiva por 36 meses contra los exministros fujimoristas Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya.

El fiscal a cargo del caso, José Domingo Pérez, sostiene que todas estas personas integraron una organización criminal enquistada en la cúpula del partido Fuerza Popular para captar dinero ilícito con el que alcanzar el poder, y desde ahí retribuir los favores con actos de corrupción.

Entre el dinero presuntamente ocultado bajo esta modalidad está el millón de dólares que la constructora brasileña Odebrecht afirmó haber entregado a la campaña de Keiko, aparentemente desde la cuenta oculta con la que pagaron sobornos en al menos doce países de Latinoamérica.