Propietario del Banco Peravia se declara culpable en EE.UU por lavado de dólares

Gabriel Arturo Jiménez Aray

REVISTA110.- EE.UU.  El  propietario del Banco Peravia en la República Dominicana, el venezolano Gabriel Arturo Jiménez Aray, de 50 años de edad,  acusado el 20 de marzo de 2018 en un expediente sellado en la Corte Federal del Distrito Sur de Florida, se declaró culpable por un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero por mil millones de dólares.

Jiménez Aray aparece involucrado al caso que le sigue la Fiscalía de EE. UU. a otros venezolanos que habrían utilizado el banco en República Dominicana para actividades de lavado de dinero.

Gabriel fue vicepresidente del Banco Peravia, en República Dominicana hasta el año 2014, cuando sus directivos fueron acusados de fraude por la Fiscalía del Distrito Nacional de este país.

Otros implicados 

Un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dice que Gorrin, fue acusado el 16 de agosto de 2017 en el Distrito Sur de Florida con un cargo de conspiración por violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero y nueve cargos de lavado de dinero.

Cedeño, de 54 años, ciudadano venezolano que reside en Wellington, Florida, se declaró culpable el 22 de diciembre de 2017, por un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero.

Los demás implicados en el caso son el propietario del canal Globovisión de Venezuela, Raúl Gorrin Belisario, de 50 años, y el ex tesorero nacional de Venezuela, Alejandro Andrade Cedeño, quienes también se declararon culpables del mismo delito y otras infracciones.

Los fiscales federales alegan que Gorrin pagó millones de dólares en sobornos a dos funcionarios venezolanos de alto nivel, incluido Andrade, para garantizar los derechos a realizar transacciones de cambio de moneda extranjera a tasas favorables para el Gobierno venezolano.

Además de transferir dinero a, y para los funcionarios, Gorrin Belisario supuestamente compró y pagó gastos relacionados con jets privados, yates, casas, caballos de carreras, relojes de alta gama y una línea de moda. Para ocultar los pagos de sobornos, Gorrin Belisario realizó pagos a través de múltiples compañías ficticias.

Como parte de su acuerdo de culpabilidad, Andrade aceptó una sentencia de dinero por decomiso de $1 mil millones y la confiscación de todos los activos involucrados en el esquema corrupto, incluidos bienes raíces, vehículos, caballos, relojes, aviones y cuentas bancarias. Su sentencia está programada para el 27 de noviembre.