PRSC plantea nueva Ley de Hidrocarburos que deje exento de impuesto el GLP

REVISTA110, SANTO DOMINGO.- El Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) planteó que se debe crear una nueva ley de hidrocarburos en la que se deje exento de impuesto el Gas Licuado de Petróleo (GLP), que consume la mayoría de los hogares dominicanos, y reducir los gravámenes que tienen otros combustibles, que por sus altos precios se han puesto inalcanzables para la mayoría de la población.

El presidente del PRSC, Federico Antún Batlle (Quique), dijo que se necesita una nueva ley de hidrocarburos que sea “más justa, transparente y equitativa”.

Sostuvo que los gravámenes que se han aplicado al gas doméstico en los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) han perjudicado grandemente la maltrecha economía familiar de millones de dominicanos, principalmente de los sectores más empobrecidos.

Quique Antún dijo que la ley original de Hidrocarburos, la 112-00, establecía que el GLP estaba exento de impuesto, por lo que el gas de cocinar estaba al alcance de la mayoría de los hogares del país porque se vendía a poco más de RD$20.00 el galón.

“Con los altos impuestos que se han colocado al gas domestico en los últimos gobiernos, este combustible, consumido por el 76% de los hogares dominicanos, anda ahora mismo por encima de los RD$115.00 el galón, lo que lo hace insoportable para una gran parte de la población”, agregó.

El líder del Partido Reformista declaró que se hace urgente la elaboración de una nueva ley de hidrocarburos para reducir los elevados impuestos de todos los productos derivados del petróleo, los cuales han disparado los precios de las gasolinas, gasoil, kerosene, GLP y otros.

Señaló que la Ley 112-00 de Hidrocarburos ha sido modificada en tres ocasiones en las administraciones del PLD “para cubrir el déficit de los presupuestos nacionales, pero olvidándose de la mayoría del pueblo que no puede pagar los altos precios de los carburantes”.

Recordó la aprobación de la ley 557-05 sobre Reforma Tributaria que impuso el 13% del ad valorem, “con la finalidad de recaudar más dinero para los gastos del gobierno peledeísta”.

“También crearon la ley 495-06, en diciembre de 2006, que subió el ad valorem a 16%, para seguir cubriendo los gastos del presupuesto Nacional”, apuntó.

El presidente del PRSC manifestó que otro “duro golpe” a la población fue la aprobación de la Ley 253-12 para un supuesto “Fortalecimiento de la Capacidad Recaudatoria del Estado para la Sostenibilidad Fiscal y el Desarrollo Sostenible” que modificó las leyes anteriores de hidrocarburos, y volvieron aumentar los impuestos de los combustibles.

“Estos impuestos representan una carga muy pesada para la mayoría de los dominicanos, porque tienen que comprar los combustibles muy caro”, dijo finalmente Antún Batlle.